La poda del olivo viejo, es un proceso que debe realizarse con ciertos conocimientos básicos para tener los mejores resultados. Incluso, es una técnica que puedes hacer tu mismo sin necesidad de llamar a un jardinero. Solo hace fala dedicación y esmero. Pero, mejor continúa leyendo, para que sepas algunos detalles sobre la poda.

Por qué es necesario la poda del olivo viejo

Poda del olivo viejoPodar los olivos viejos es muy necesario hoy día. Además de obtener frutos agradables, la poda permite equilibrar las funciones vegetativas y de reproducción. También, es necesario porque le infunde vitalidad a la planta haciéndola mucho más productiva. Eso no es todo, es capaz de extender el periodo de crecimiento  y producción.

Cómo es la poda del olivo viejo

Pues bien, a diferencia de la poda de los olivos adultos y jóvenes que requieren cortes ligeros y simples, la poda del olivo viejo es diferente. ¿Por qué? Pues porque en esta etapa, se exigen cortes mucho más intensos y transparentes.

Por ejemplo, este período viejo del olivo permite la reconstrucción, y un alargamiento de la vida. Así que, es muy importante hacer la poda intensa pero en lapsos de tiempo espaciados. De forma muy sencilla, se poda el olivo viejo retirando las ramas marchitas y esos frutos que ya no sirven.

Qué hay que saber sobre la poda del olivo viejo

Antes de comenzar a podar los olivos viejos, es importante recordar algunos detalles vitales. Por ejemplo, el tema de la época que a todos les interesa saber. En el caso de los olivos viejos, la época apropiada es luego de haber recolectado la última aceituna. Normalmente, estas fechas son entre noviembre y diciembre.

Por otro lado, no hay que olvidar que la poda debe evitarse mientras la savia aun esté en movimiento. La razón es que en esos momentos, la corteza no ha cicatrizado como es debido. Pero también influye el tipo de corte que le demos a nuestro olivar. Es decir, si se trata de tener ramas iluminadas lo ideal es un corte de aclareo donde obtendremos más fructificación.

De manera que, sea que deseemos un árbol frondoso, frutos agradables, o durabilidad del mismo, es muy importante que sigamos estos consejos. Incluso, depende mucho del cuidado que le demos al olivar para que tengamos éxito en cada poda a realizarse. Los resultados serán evidentes cuanto antes, pero hay que esforzarse un poco para conseguir lo deseado.